Condiciones de vida de la juventud latinoamericana


Los jóvenes representan una cantidad poblacional importante en América Latina y el Caribe. El más reciente informe del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) establece que más del 25% de la población es joven, representando un récord histórico. Además, aseguran que esta es la etapa más productiva del ser humano, por lo que resultaría ideal aprovecharla para hacer crecer las economías mundiales.

Contrario a esto, la población juvenil en América Latina resulta ser la más desatendida en muchos aspectos. Desde la educación hasta la cultura, desde la salud hasta las políticas públicas; desde las ofertas laborales hasta la participación política y social, y las estadísticas demuestran la preocupante realidad a la que se enfrenta la juventud de esta región.

Tendencia generalizada: educación desigual

Aunque la desigualdad educativa puede estar dada por situaciones como el género, la ubicación geográfica o la falta de apoyo social, las discrepancias más relevantes ocurren entre los diferentes estratos socioeconómicos. Según la Revista Iberoamericana de Educación de la Organización de Estados Iberoamericanos, el acceso a internet se convirtió en una poderosa causa de desigualdad.

En su edición número veintitrés, la publicación señala que hasta la fecha, el 20% de las personas ricas posee el 93,3% del uso de internet. Así, las personas que tienen mayor facilidad para acceder a internet, amplían su cultura y se preparan mejor para el campo laboral; mientras que las personas de menores recursos, tienen menos alcance informativo y hasta pueden llegar a ser desplazadas y marginadas.

Un informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) advierte que, aunque Latinoamérica destina 5% de su Producto Interno Bruto (PIB) a programas educativos y de capacitación, cada vez hay más rezagados en comparación a otras naciones desarrolladas: pese a que ingresan muchos estudiantes a los distintos niveles de estudios, no todos culminan.

Según el informe “Momento decisivo; La educación superior en América Latina y el Caribe”, del Banco Mundial, la educación superior ha aumentado del 21% al 43%, con un incremento importante en estudiantes de entornos socioeconómicos bajos y medios. Aun así, del total de estudiantes comprendidos entre los 25 y 29 años, aproximadamente la mitad de ellos no finalizaron sus estudios.

La investigadora de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales de Argentina (FLACSO), Guillermina Tiramonti, señala que en el país sureño, por ejemplo, un alto porcentaje de estudiantes finaliza la secundaria con mucho déficit, lo que ocasiona que lleguen a la universidad sin la preparación suficiente y, como consecuencia, desertan.

En este mismo sentido, según un ranking realizado por la Universidad Shanghai Jiao Tong, de China, ni una sola universidad latinoamericana forma parte de las 100 mejores instituciones de educación superior del mundo, aun cuando naciones como México y Brasil están dentro de las mayores economías mundiales.

Así son las oportunidades de empleo en América Latina

Encontrar un buen empleo no resulta sencillo para nadie, y mucho menos para los jóvenes. Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), uno de cada 5 jóvenes latinoamericanos se encuentra desempleado y más de 20 mi